© 2018 Román y Canivell Arquitectos  

  • Icono negro LinkedIn
  • Instagram_icon
  • Facebook_icon
1/4

VPO Sanlúcar de Barrameda. Picacho

Concurso para edificio de viviendas de protección oficial en las parcelas 1 y 2 de la UE-P1-4 Picacho.

Sanlúcar de Barrameda (Cádiz)

El edificio que proponemos pretende dar respuesta a toda la normativa vigente, pero sin perder el objetivo primordial que es crear viviendas dignas a la vez que generar una arquitectura viva, actual y funcional que enriquezca su entorno.

La idea generadora del diseño del edificio es conseguir el nº máximo de viviendas, que cuenten con las mejores condiciones de iluminación, ventilación e intimidad, (sin superar las superficies exigidas) por ello es primordial conseguir la proporción exacta de fachada, donde los costos y la mejora de las viviendas encuentren un equilibrio. De aquí surge la idea de patio galería, con él, se reducen los núcleos verticales de comunicación a 2 para 24 viviendas en una parcela y a 1 para 24 en la otra, lo que supone también una reducción importante de costes. Esta distribución facilita en las viviendas la ventilación cruzada, así como tener iluminación natural en todas las estancias vivideras.

La disposición de la edificación en los dos solares, nos muestra la unidad entre ambas, se entiende como una sola intervención, los edificios dialogan entre sí, se comunican sus espacios libres, y ambos tienen formas similares, buscando los elementos de bloque lineal hacia las fachadas, buscando con ello la simplificación de las viviendas y su buen funcionamiento, y con ello los espacios no construidos se enriquecen con las formas resultantes. El espacio que linda entre ambas parcelas es un espacio libre, que se ordena conjuntamente tal y como muestra la planta baja.

El estudio de la imagen al exterior, los alzados, que pese a esconder unos huecos estándar de ventana (para no encarecer la obra), intenta crear un orden mayor en la fachada, donde enseñar una imagen moderna de elementos geométricos de diferente color y textura, con un despiece de juntas de trabajo del material de revestimiento que pretende recrear un cuadro abstracto en su globalidad, ello nos hace ver la fachada como un gran lienzo donde los pequeños huecos domésticos, pasan a un segundo término, están, cumplen su función, pero no son protagonistas. En cuanto a las fachadas interiores, se pretende lo contrario, la geometría es rica de por sí, y los paramentos de fachada  solo pretenden estar, no estorbar e iluminar y ventilar las estancias que dan a él. El espacio prevalece sobre lo construido.

Datos

  • Año: 2009

  • Promotor: Emuvisan